Residuos de frutas convertidos en material biodegradable para bolsos

Desarrollan material biodegradable para bolsos creado a partir de los residuos de cascaras de frutas, los bolsos creados con este material denominados Sonnet 155 fueron desarrollados por las diseñadoras alemanas  Johanna Hehemeyer-Cürten y Lobke Beckfeld, son bolsos sencillos tipo shopping bag de tamaño pequeño y mediano, con diseño minimalista. El material en que están fabricadas tiene textura y aspecto rustico además tiene la característica de ser traslucido.

En cuanto a su carácter sustentable el material es biodegradable en agua o en la tierra. Su aspecto y tacto son similares al cuero y su composición es de dos materias primas que pueden obtenerse fácilmente, por una parte, desechos de producción celulósica de la industria textil y el otro pectina, un polisacárido de origen vegetal subproducto de la producción de jugo. Los componentes son completamente compostables, por lo que los bolsos fabricados en este material se puede integrar dentro de un ciclo de vida biológico al final de su vida util.

banner plantillas negras en post

Cada bolso fabricado con este material es unico por debido a su patrón de degradado, tienen texturas diferentes; los creadores han desarrollado los bolsos en colores variados destacando tonos pastel e intensos. Por el carácter biodegradable del material los bolsos no se pueden usar bajo la lluvia porque podria iniciar su proceso de degradación. Esta propuesta es una alternativa más estética a bolsas de papel, lona y plástico reutilizables, además de contribuir a la reducción del uso de plásticos de un solo uso.

Te invitamos a descubrir los exclusivos contenidos de Materiales, Insumos y Tecnología de la revista STYLE AMERICA Materiales con información exclusiva especializada en la industria del cuero y el calzado. Conócela y suscríbete para recibir la edición digital de la revista en: www.styleinsumos.com/revista