Tejidos autorrefrigerantes de polietileno

La creación de tejidos autorefrigerantes de polietileno desarrollados por ingenieros del MIT (Massachusetts Institute of Technology) en los Estados Unidos, es una innovación que busca convertirse en el material sustentable del futuro que podría ser más sostenible que el algodón y otros materiales. El polietileno el el material utilizado actualmente en las bolsas de plastico.

Uno de los hallazgos más importantes en las investigaciones desarrolladas con este material es que según afirman los investigadores los textiles hechos con polietileno al ser un material “fino y liviano” deja pasar el calor en lugar de mantenerlo, de esta manera sería más fresco que la mayoria de los textiles actuales. Sin embargo, una desventaja es que este material también atrapa con mayor facilidad el agua y el sudor; asi mismo es inacapaz de evaporar la humedad, esta desventaja no ha permitido que se adopte el poliuretano como tejido para prendas de vestir.

De acuerdo con Svetlana Boriskina, investigadora y científica del departamento de Ingeniería Mecánica del MIT, las bolsas de plástico, que en muchas ocasiones acaban en el océano causando graves problemas, podrían recogerse y reciclarse en una “zapatilla o una sudadera”.

banner plantillas negras en post

La estructura molecular del polietileno se parece a la del teflon, ambas se resisten adherirse al agua. Debido a esto muchas fuentes consultadas en la investigación les dijeron que no funcionaría como textil, pero siguieron intentándolo. Comenzaron usando polietileno en su forma de “polvo” y usaron equipos de fabricación textil para “fundir y extruir” el material en fibras delgadas. En el proceso descubrieron que el material “se oxidaba ligeramente” y cambiaba la energía de la fibra de polietileno, que se volvía “débilmente hidrófila y capaz de atraer moléculas de agua”.

Tras tejer el hilo en telas, probaron su capacidad de absorción frente al algodón, el nailon y el poliéster sumergiendo las telas y calculando el tiempo que tarda el líquido en absorberse. También colocaron cada tela en una báscula sobre una gota de agua y midieron su peso durante el proceso de evaporación. En las pruebas, el polietileno eliminó y evaporó el agua más rápido que el resto de las telas. Aunque perdía parte de sus capacidades absorbentes con la repetición del proceso, al “refrescar el material frotándolo contra sí mismo” se volvía hidrófilo de nuevo. 

Te invitamos a descubrir los exclusivos contenidos de Materiales, Insumos y Tecnología de la revista STYLE AMERICA Materiales con información exclusiva especializada en la industria del cuero y el calzado. Conócela y suscríbete para recibir la edición digital de la revista en: www.styleinsumos.com/revista

La coloración también fue un reto, tuvieron que añadir con el material en seco, evitando sumergirse en “soluciones de productos químicos agresivos” y permitiendo que, al final de su ciclo de vida, se puedan “fundir, centrifugar y recuperar las partículas para usarlas de nuevo”; Dadas sus propiedades físicas y su proceso de fabricación, este material tiene una menor “huella ecológica” que el poliester y el algodón, además requiere menos energía para lavarlo: diez minutos en el ciclo frío son suficientes. “No se ensucia porque nada se le pega”, destacó Boriskina.

Patrocinado por Manufacturas de la sabana

¿Cómo resaltar el valor de marca con adornos y apliques decorativos en el Calzado?

El uso de adornos y apliques decorativos en el calzado inyectado es una forma de resaltar el valor de las marcas; Lograr diferenciar los productos en el mercado siempre es un reto…

Adornos y apliques decorativos en el Calzado